¿Por qué razones se contratan detectives privados en Madrid?

Las grandes ciudades como Madrid son diferentes en varios aspectos de otras ciudades y poblaciones más pequeñas. La forma en que las personas interactúan, las maneras que tienen para enfrentar los problemas cotidianos y de hecho, la variedad de situaciones o problemas o que se encuentran al vivir en una gran aglomeración urbana son muy diferentes a las que se pueden enfrentar en una población de dimensiones más reducidas.

Es por esta peculiaridad de las grandes ciudades que aquí en Monopol hemos decidido explorar un poco las distintas causas o necesidades que puede haber para contratar detectives privados en Madrid para los habitantes de esta ciudad.

1. Problemas de pareja

En cualquier lugar, los seres humanos enfrentamos una amplia serie de conflictos, de problemáticas y de situaciones difíciles, lo que hace que este tipo de problemas se multipliquen en una gran ciudad. Es en primer lugar, la gran cantidad de habitantes (más de tres millones en Madrid) y la multiplicidad de interacciones que pueden presentarse entre ellos. Pensemos por ejemplo en la cantidad de parejas que existen cuando estamos hablando  de más de tres millones de personas. Entre los miembros de estas parejas, pueden darse separaciones, divorcios, engaños, infidelidades, traiciones, mentiras… todo tipo de problemáticas que no sólo son atendidas por psicólogos, trabajadores sociales y abogados, sino que en muchos casos también precisan de la participación de un detective privado. Pongamos por ejemplo una sospecha de infidelidad.

Muchas veces las personas casadas o que viven en pareja se sienten abrumadas por los miedos y sospechas, sobre todo si viven rodeadas de la vorágine de la vida urbana y empiezan a observar comportamientos extraños o sospechosos en sus parejas. En estas situaciones, la ayuda discreta y profesional de un detective privado en Madrid puede resultar un alivio para este tipo de personas, cuando no existe el valor o la energía para enfrentar de forma directa a la pareja. Librarse de la sospecha puede resultar muy beneficioso para cualquier individuo, sobre todo si se padece ansiedad o si la sospecha estaba interfiriendo en la vida laboral.

Un auténtico experto, como los que trabajan en Monopol en Madrid, tratará todo este asunto con la máxima delicadeza, como suele decirse, “con pinzas”, ayudando a esa persona a reencontrarse con su tranquilidad, a dar solución a un problema que la agobiaba y permitirle continuar con su vida laboral y personal. En estos casos, la confidencialidad resulta esencial, pues si la persona se sentía tan llena de dudas como para acudir a un detective privado en Madrid, lo que menos quiere es que su pareja u otras personas de su entorno se enteren de su decisión. Recordemos que el enfrentar un problema de dudas y sospechas dentro de una pareja estable es una de las situaciones más estresantes que una persona puede vivir, sobre todo si a ello le sumamos el estrés y la tensión de la vida en la ciudad.

razones por que se contratan detectives
Existen muchos sitios psicológicos que abordan las problemáticas de confianza y celos en las parejas, otorgando diversas perspectivas.

2. Personas perdidas

Desde personas adoptadas que buscan a sus padres biológicos hasta individuos que buscan amigos de su infancia, la sensación de soledad y el deseo de buscar a otras personas que pueden aliviar esta sensación de abandono se incrementa sin duda en las grandes aglomeraciones urbanas. Son muchos los clientes que se acercan a los detectives privados en Madrid, para poder encargar la búsqueda de una persona que hace mucho tiempo que no ven o que en definitiva, jamás conocieron, pero que creen que pueda aliviar esa sensación de ostracismo y aislamiento que produce la vida en una ciudad bulliciosa y paradójicamente, llena de gente.

Nuevamente nos encontramos con una situación que demanda la máxima discreción, y sobre todo, una atención personalizada cuidadosa y cautelosa, pues una persona que se ha decidido a buscar a alguien que extraña o que le hace falta por cualquier motivo personal, se encuentra en un estado psicológico delicado y frágil, por lo cual la experiencia del detective privado en Madrid que tome el caso resulta un elemento esencial y en Monopol lo sabemos.

La soledad a pesar de estar rodeados de personas es una problemática psicológica de gran actualidad, sobre todo para aquellos que viven en la gran ciudad.

Soledad en la gran ciudad
Abordaje psicológico de la soledad en aglomeraciones urbanas.

La búsqueda de un familiar que hace mucho tiempo que no vemos (o que jamás hemos visto, como en el caso de los hijos adoptados que buscan a sus padres biológicos), de una persona que fue víctima de la delincuencia (alguna persona secuestrada, que se perdió en el camino del trabajo a casa y no volvió a ser vista, etcétera), o de alguien que puede llevarnos a encontrar a una amistad lejana y distante, es una forma que las personas en las grandes ciudades tienen para paliar la sensación de soledad. Es por ello que en agencias profesionales de detectives en Madrid, como es el caso de Monopol, hacemos nuestro mayor esfuerzo por tratar a los clientes que llegan con la solicitud de una persona perdida con la mayor atención y cuidado, conscientes de la necesidad psicológica que empuja a una persona a decidirse a  buscar a alguien que lleva perdido o desparecido por mucho tiempo.

3. Problemas laborales

¿Por qué muchas personas deciden mudarse a la gran ciudad? ¿Por qué deciden que es mejor vivir en una gran aglomeración urbana que en la tranquilidad de un pequeño pueblo? En gran medida las razones son laborales. En una gran ciudad como Madrid, hay sedes de empresas, grandes oficinas gubernamentales, zonas industriales, comercios, etcétera. Si hay algo que existe en una mayor proporción que en las poblaciones más pequeñas, son oportunidades laborales.

Al existir más fuentes laborales, más jefes, más empleados, es evidente que hay más situaciones problemáticas. Despidos, incumplimiento de contratos, acoso en instalaciones laborales… los ejemplos son muchos y es normal que se repitan de forma tan frecuente en un sitio en que incluso personas que no viven en la gran ciudad vienen a trabajar y a ganarse la vida. Así que hay dos flujos diferenciados de personas que pueden acudir a los investigadores privados en Madrid debido a esta mayor presencia de entornos laborales: jefes y empleados.

Por el lado de los empleadores, tenemos sobre todo aquellos que acuden por incumplimientos de contrato de parte de las personas empleadas, abuso de confianza y sospechas de robo (ya sea de objetos materiales o de información confidencial sensible). Otra situación muy frecuente es la que se presenta cuando el empleador sospecha que uno de sus empleados está fingiendo una lesión o enfermedad adquirida en el curso de su desempeño laboral y por la cual pretenden cobrar algún tipo de compensación por parte de la empresa para la que trabajan o de una empresa de seguros o alargar la baja de forma fraudulenta.

A pesar de que no existen datos fríos que reflejen esta situación, es un hecho digamos “conocido”, que cuando hay empleados que simulan o pretenden estar enfermos para seguir percibiendo un salario sin trabajar con ciertas enfermedades psicológicas como por ejemplo la depresión o la ansiedad. Inclusive al navegar por la web se pueden encontrar foros o sitios de preguntas/respuestas en que personas preguntan cómo fingir alguna de estas enfermedades, para tomarse un tiempo libre o incluso para irse de vacaciones. Como son enfermedades psicológicas de difícil diagnóstico, es difícil que los médicos se nieguen a otorgar una baja por estas causas, debido a que cuando la enfermedad existe, el riesgo para la persona es muy elevado.

El simular una enfermedad de este tipo determina en un momento dado, si el patrón descubre el engaño, un despido disciplinario sin derecho a indemnización. Tristemente, la anteriormente descrita es una situación que se presenta con cierta frecuencia y por la cual los empresarios suelen acudir ya sea a peritos, abogados, médicos, o directamente a un detective privado.

 

Problemas laborales
Descripción de un caso de fraude laboral fingiendo una enfermedad. Se pueden leer muchos semejantes haciendo una búsqueda rápida en internet.

Ahora bien, por el lado de los empleados que se quejan de sus jefes, también existen numerosos casos diferentes. Uno de ellos es el acoso laboral, el denominado “mobbing”, que consiste en empujar mediante maltrato sutil a un empleado a renunciar a su puesto laboral sin que perciba las indemnizaciones que le corresponderían si fuese despedido.

Qué es el mobbing
Definición del mobbing o acoso laboral.

Otro caso frecuente es el del acoso sexual por parte de jefes o compañeros de trabajo, o la negativa de la empresa a pagar una incapacidad por enfermedad o las indemnizaciones correspondientes. En todos estos casos, el empleado, al sentirse en cierta medida “desamparado” para emprender un proceso judicial, antes de recurrir a un abogado, acude a un detective privado para poder reunir pruebas específicas y concretas de la situación laboral que enfrenta, de forma que gracias a ello, pueda acudir a las instancias legales correspondientes y exigir sus derechos. Por el contrario, el empleador también se puede defender de un mobbing ficticio y simulado por parte de una trabajadora contra él, contratando a un detective privado.

4. Fraude interno empresarial

Independientemente de la problemática entre empleados y empleadores, existen además problemas de confianza entre ejecutivos de grandes empresas cuando llegan a desaparecer datos sensibles (en formato físico o en formato digital) o éstos aparecen “misteriosamente” en manos de la competencia. En este caso, son muchos los directivos empresariales y corporativos que acuden a buscar los servicios de un detective privado en Madrid buscando que éste sea un especialista en este tipo de casos.

En otros artículos del blog de Monopol ya hemos discutido la compleja problemática de la detección del fraude empresarial, pero aquí lo que nos interesa destacar es que en una gran ciudad, sede de casas matrices de empresas españolas e internacionales, este tipo de investigaciones se producen con una frecuencia mayor que en otras ciudades más pequeñas. De hecho, es uno de los casos más frecuentes por los que los habitantes de esta ciudad acuden a buscar un detective privado.

Como podemos ver, las causas por las que una persona puede acudir a un detective privado en una ciudad cosmopolita y súper poblada como Madrid, no difieren de aquellas generales por las que los habitantes de otras zonas y tipos de población lo hacen, pero sí se intensifican.

Al analizar este fenómeno, encontramos desde causas psicológicas (como el incremento de la desconfianza entre parejas por el estrés que genera la vida urbana), hasta económicas (como la presencia de mayor cantidad de empresas e instituciones). Es por ello que la propia sociedad exige y demanda la presencia de agencias de detectives especializados, de confianza y con experiencia, que les garanticen que todos estos problemas tan delicados, serán abordados  y tratados con la mayor confidencialidad, de forma que puedan encontrar una solución a sus angustias, litigios y fugas de información. Además, la compleja vida de la ciudad desencadena la existencia de una red cada vez más amplia de problemas semejantes (por ejemplo, hay más padres que pelean por la custodia de sus hijos y por tanto buscan de alguna forma pruebas que acrediten que son más idoneos moral y económicamente que su ex cónyuge), tanto en el ámbito personal como el empresarial.

En última instancia, lo que presenciamos es una agudización de problemáticas inherentemente humanas, que encuentran su solución en la acción puntual y efectiva de un buen detective privado.

¿Cómo se contrata un Detective Privado en Madrid?

Contestar a esta pregunta para algunas personas puede ser muy sencillo, pero para otras podría ser algo complicado.

Lo primero que hay que preguntarse es donde se va a desarrollar la investigación. Muchas veces se elige un profesional que esté cerca de donde se va a investigar, porque se cree que va a ser más barato y va a conocer mejor la zona.  Este es un error bastante común en algunos clientes. 

Para realizar una investigación hay que contratar experiencia y en Monopol tenemos mucha.

¿Qué implica tener experiencia como detective privado?

Pues sencillamente haber efectuado miles de investigaciones y saber cómo llevar a cabo una nueva. Por tanto, será mejor contratar un detective privado en Madrid con una gran cantidad de asuntos a sus espaldas, con agentes locales en todas las provincias, con un equipo de profesionales muy cualificados que puedan ayudar a que el resultado de la investigación sea el que pretende el cliente y con unos medios técnicos imprescindibles para alcanzar el éxito de las indagaciones, que un agente local sin experiencia. Elegir un detective privado por la proximidad del lugar es un error, que puede llevar al fracaso de la investigación. Cuando se contrata a Monopol detective privado en Madrid, se llega a cualquier lugar de España, se asegura el éxito de las gestiones y al final resulta más barato para el cliente.

Si se quiere contratar un detective privado en Madrid, para realizar una investigación internacional, la empresa adecuada es Monopol. Hemos efectuado misiones en muchos países, en todos los continentes y tenemos una red de agentes locales que nos ayudan en nuestras investigaciones, siempre organizado desde nuestras oficinas centrales de Monopol en Madrid.

Una vez elegido a Monopol detective privado en Madrid

Para llevar  a cabo la investigación en cualquier lugar de España como en otro país, hay que firmar un contrato entre Monopol y el cliente. En ese documento se indicará la legitimidad del cliente para realizar la investigación, las tarifas a aplicar, el presupuesto aceptado y el objetivo de la investigación. 

Contratar con Monopol detective privado en Madrid no es necesario de forma presencial. Se puede realizar la consulta por email y por teléfono y el contrato se podrá formalizar por internet y devolverlo firmado online a Monopol. Por tanto, los desplazamientos no son necesarios, aunque algunos clientes prefieren la entrevista personal, especialmente cuando la investigación es compleja o muy personal.

En definitiva contratar un Detective Privado en Madrid es muy sencillo si se elige a Monopol, el éxito está asegurado. Tenemos las oficinas en el Paseo de Recoletos, número 21 de Madrid.

¿Para que contratar a un detective privado?

Esta pregunta hay que responderla según la necesidad de la investigación del cliente.

Contratar un detective privado, significa que hay una necesidad de información por parte del cliente. La información se podrá utilizar de dos formas.La primera para saber los datos de una determinada investigación y tomar una decisión según los motivos del cliente.

La segunda forma sería contratar un detective privado para utilizar el resultado de la investigación con un fin concreto, este suele ser presentarlo en los Tribunales. Los informes de un detective privado se puede presentar ante cualquier organismo oficial de la administración, tanto local, autonómica o estatal. Especialmente los informes de detective privado se presentan en los Juzgados y Tribunales españoles.

La contestación a la pregunta inicial, ¿para qué contratar un detective privado? Principalmente para presentar el resultado en los Juzgados. Los informes de Monopol detective privado en Madrid, se acompañan con todo tipo de pruebas obtenidas en la investigación, como son: videos, fotografías, documentos, grabaciones, etc. El informe hay que ratificarlo ante el juzgado correspondiente, a no ser que no lo impugne la parte contraria, que suele ser en muy pocas ocasiones, si esto ocurre no haría falta ratificarlo en sala, porque ya es reconocido por la otra parte. 

Investigaciones solicitadas desde el extranjero

En referencia a las investigaciones solicitadas desde el extranjero, también hay que ratificar los informes en los Tribunales de cada país. No obstante, no es necesario acudir al juicio en el cada país,  ya que se han establecido mecanismos más agiles. Aquí depende de la legislación de cada Estado. Unos países necesitan que el informe sea jurado ante un Notario español, en otras ocasiones la legislación obliga a jurarlo en la embajada correspondiente del país donde se va a presentar. Una vez realizados los trámites de juramento,el informe se puede presentar en los Tribunales del país del cliente.

Al contratar con Monopol Detective Privado, se contrata la garantía de que siempre se va a poder presentar el resultado de la investigación, con sus pruebas correspondientes en cualquier Juzgado o Tribunal, tanto español como extranjero. Siempre va a existir  una ratificación por parte de Monopol del resultado de la investigación. Contratar con Monopol Detective Privado tiene la seguridad de que el resultado de su investigación será productivo. Estamos en Paseo de Recoletos, 21, 28004 Madrid. Teléfono 915213150.