Los detectives privados y los menores de edad

Desde hace muchos años en Detectives Monopol venimos realizando
investigaciones a menores, por encargo de sus progenitores o tutores, con el fin de
comprobar si consumen sustancias estupefacientes, beben alcohol, están metidos en
bandas callejeras, pertenecen a sectas peligrosas, son víctimas de bullying o padecen
acoso en redes sociales. A continuación se podrá comprobar cómo podemos ayudar a
nuestros clientes en la contratación de nuestros servicios.

Experiencia de años investigando

Desde la experiencia de muchos años investigando estos problemas, podemos
afirmar que los asuntos más numerosos son los menores de veinte años
. En esta edad las
personas tanto hombres como mujeres tienen cambios en la forma de pensar, y son muy
influenciables por el entorno donde se mueven, por los amigos que tienen y las sectas
que les pueden captar.

Su personalidad cambia, unas veces en el buen camino y en otras ocasiones su
comportamiento gira hacia derroteros más problemáticos. En ese momento los padres se
dan cuenta que están perdiendo a su hijo o hija y piensan que deben de dar un giro
radical a la vida de este, pero no saben cómo, ya que ignoran cuál es el problema.
Los padres no saben cuál es el trasfondo del cambio del comportamiento de su
hijo, si son drogas, malas amistades, alcohol, sectas, bullying, malos tratos por parte de
novios, pornografía a través de internet, o acoso a través de las nuevas tecnologías. Su
hijo o hija no cuenta nada en casa, se ha vuelto más reservado, la comunicación se ha
cortado y no encuentran la forma de arreglarlo.

Padres inquietos

Finalmente, algunos padres más inquietos deciden acudir a una empresa de
detectives, hacer una investigación a su hijo.
Para detectar cuál es el problema y poder
tomar una decisión. Estos padres son los que aciertan y le pueden dar una salida a su
hijo.

Con un control a su hijo se puede detectar cuál es el problema. Si es el grupo de
amigos que le pueden estar influyendo hacia malos hábitos, si el menor gasta mucho
dinero, si es un problema de consumo de drogas, alcohol, o son actos violentos. Todas
estos problemas se pueden resolver de varias formas, ayudando a la persona afectada,
con psicólogos, centros especiales, cambio de vida, hasta cambio de residencia, pero
siempre que se sepa la raíz del problema.
En algunas ocasiones, el cambio de comportamiento del menor se produce al
estar dentro de una secta. En estos casos es más difícil sacar a la persona de la secta si es
mayor de edad. En el caso de que siga siendo menor hay más posibilidades de ayuda.

Respaldo en las investigaciones

Estas investigaciones tienen el respaldo de un equipo de detectives
especializado. Estos tienen que pasar desapercibidos entre los grupos donde se mueve el
menor, en parques, discotecas, asociaciones, sectas, etc.

En Detectives Monopol ofrecemos a los padres o tutores un equipo especializado
de detectives con amplia experiencia en seguimientos e investigaciones a menores, y
sectas. Les vamos a ayudar a detectar el problema que tiene su hijo o hija, y les vamos
a plantear soluciones a corto y medio plazo. Nuestros informes van acompañados de
fotografías, y facilitan a los padres saber qué está sucediendo con su hijo y poder
planificar la recuperación del menor.