Los detectives privados en España

En España los detectives privados llevan ejerciendo setenta años

Y en todo este tiempo ha habido diversas legislaciones que han tratado de regular esta actividad. 

Las legislaciones que se han ido sucediendo, regulan el acceso a esta profesión, su actividad y su relación con el Ministerio del Interior. Primero fue con una orden ministerial que controlaba el acceso a los investigadores privados para ejercer su actividad a través de un examen. Seguidamente, a los auxiliares de detectives se les dio la oportunidad de acceder a detective privado a través de un examen. A continuación se incluyó esta profesión en las carreras universitarias, se regularon los estudios de detective privado, lo que permitía una vez obtenido el título, poder como tal.

Finalmente, la legislación que regula la profesión del detective privado en la actualidad es la Ley de Seguridad Privada 5/2014.

La actual legislación exige obtener un título universitario de grado  en Investigación Privada . Esta formación se obtiene en la Universidad tras tres años de estudios. La mayoría de las Comunidades Autónomas imparten estos títulos en las facultades de Derecho y también en muchas Universidades privadas ya se imparte este título.

¿Quiénes ejercen la profesión de detective privado?

Así, las personas que ejercen esta profesión en España han tenido muchas exigencias por parte del Estado, como son la obtención del título académico en la Universidad, no tener antecedentes penales, no haber sido apartado del servicio en la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

No solo hay requisitos muy estrictos en el acceso a esta profesión, sino una vez que se tiene un despacho profesional, continúan las exigencias para mantenerlo. No cometer ningún delito, cumplir con el derecho a la intimidad de las personas, proteger la relación de confidencialidad con el cliente.

Si comparamos estas exigencias para ejercer en España, con las de otros países europeos, se puede comprobar la alta cualificación del detective privado español, tanto por su formación como por sus requisitos. 

Estas diferencias de regulaciones en Europa ha provocado que el cliente que necesita una investigación en otro país u otro continente, no sepa cómo contratar un despacho de detectives en el extranjero.

Conclusión

Al final, el cliente que necesita una investigación fuera de nuestro territorio, acude a un despacho de detectives en España, para que lleve a cabo las indagaciones. En Monopol,  que tenemos  una gran trayectoria profesional de investigaciones en muchos países de la Unión Europea, América, Asia y África, contactamos en cada zona con nuestros corresponsales, que han sido previamente seleccionados por su trayectoria profesional, obteniendo de esta forma unos resultados excelentes. 

Con la experiencia que tiene Detectives Privados Monopol, la preparación de sus empleados y la red que tiene de colaboradores en los  distintos países y áreas geográficas, hace que sea uno de los despachos punteros en España en investigaciones internacionales.