Los detectives privados en el ciberacoso

Internet y las redes sociales tienen uno de los papeles más importantes e influyentes en la vida de jóvenes y adultos. Es un mundo desconocido y, a veces, destructivo, en el que pasamos muchas horas de nuestro día, sobre todo los más jóvenes, siendo nuestro móvil u ordenador prácticamente un compañero más tanto en casa como en nuestro entorno social y laboral. El uso en exceso de este tipo de dispositivos puede comportar que seamos víctimas de uno de los delitos más populares hoy en día: el ciberacoso.

Ciberacoso: problema social

Debemos tener en cuenta que el ciberacoso es un problema social abanderado en muchas ocasiones por personas que observan desde del silencio las humillaciones hacia las víctimas. Muchas son las redes sociales que existen actualmente, abriéndole a los acosadores un mundo de posibilidades pensando que desde una pantalla no van a ser localizados. Pero todo lo contrario, ya que cometer un delito mediante el uso de dispositivos digitales deja un rastro cibernético que, aunque es difícil de encontrar, no es imposible para los expertos.

Si sospechas que un menor puede ser víctima de ciberacoso, es necesario poder investigar la situación a fondo. Desde Monopol, nuestra agencia de detectives en Madrid, te indicamos cómo puede ayudarte un detective privado. Uno de nuestros primeros consejos se centra en la necesidad de guardar los mensajes difamatorios, ya que son una prueba evidente de que existe este ciberacoso. En caso de que no haya pruebas visibles, debe entrar en acción un experto que sea capaz de buscar las evidencias necesarias para que se pueda denunciar debidamente el acoso cibernético.

Era digital

Hoy en día, gracias a la era digital, tenemos a mano herramientas informáticas que facilitan la búsqueda y recolección de estas pruebas. Una vez el investigador privado entra en acción, podemos monitorizar un móvil o las cuentas personales de las redes sociales, permitiendo que la investigación sea más rápida y eficaz. Nuestro trabajo se basará en la composición de un perfil psicológico del delincuente, un análisis lingüístico de los comentarios para observar si coincide con otros perfiles que pueda estar utilizando, entre muchas otras acciones.

Nuestra meta es poder obtener las suficientes pruebas para que un juez las acepte como válidas, por ello uno de nuestros movimientos más importantes es poder acceder a la IP del ordenador del acosador, ya que nos mostrará directamente la localización del dispositivo utilizado y, por tanto, del asediador.

Si sospechas que un menor puede ser víctima de ciberacoso, o necesitas demostrar delante de un juez que te están acosando, no dudes en ponerte en contacto con nuestra agencia de detectives privados en Madrid. Realizaremos las investigaciones necesarias para poder acreditar judicialmente el delito y que la situación no quede impune. Puedes llamarnos al 91 521 31 50 o escribirnos a nuestro correo electrónico monopol@monopol.es, te asesoraremos en todo lo que necesites.