LAS INVESTIGACIONES EN EPOCA COVID Y LOS ERTES

La situación de pandemia COVID que venimos soportanto desde marzo de 2020, ha provocado que muchas empresa hayan tenido problemas económicos. El Gobierno ha legislado a través de los ERTES para defender a los trabajadores y a las empresas, que se encontraban en dificultades económicas. Esto ha beneficiado a muchos pequeños y medianos   empresarios que les habia  afectado el parón de su actividad económica. Se han podido amortiguar los efectos del cierre de su actividad, sin tener que terminar con la liquidación total del negocio y por consiguiente del despido de todos los trabajadores.  Con el transcurso de los meses se ha comprobado que los ERTES han tenido muchos efectos beneficiosos. Tambien han surgido problemas para las empresas, como los fraudes por parte del trabajador.

Un ERTE es una suspensión del contrato de trabajo de forma temporal, debido a circunstancias de fuerza mayor que atraviesa la empresa y que detiene su actividad económica. De esta forma, el negocio puede seguir y recuperarse sin que la empresa tenga que cerrar y despedir a los empleados. 

Los Ertes y las investigaciones privadas

En el ERTE, el trabajador percibe una cantidad económica durante el tiempo que permanece en esta situación, y la empresa se compromete a la reincorporación del trabajador al finalizar el ERTE. Es una situación muy similar al desempleo. Unicamente la empresa tendrá que abonar mientras que permanece en ERTE las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social.

Una vez que la empresa sale de esta situación económica, los trabajadores se pueden incorporar de manera gradual a sus actividades anteriores, comunicando esta modificación en la situación de ERTE. No obstante, en algunas ocasiones los trabajadores se han negado a incorporarse a sus actividades laborales cuando lo solicitaba la empresa.

Algunos trabajadores estaban precibiendo ingresos de otras fuentes, al mismo tiempo que percibían la prestación por estar en ERTE. Esta situación del trabajador provoca una ilegalidad ya que es incompatible la prestación de ERTE con una actividad laboral o mercantil. Aquí es cuando entran las empresas de Detectives Privados, para detectar posibles fraudes de los trabajadores,

Fraudes investigados

Como se puede ver, el fraude no solo es para la empresa sino también para la Seguridad Social que es la que paga al trabajador. Por tanto, cuando la empresa recibe la negativa del trabajador para incorporarse, se puede empezar a sospechar que el empleado está trabajando por su cuenta.

En Detectives Privados Monopol aportamos pruebas para acreditar esta situación del trabajador y que la empresa pueda comenzar el proceso de despido disciplinario con las pruebas aportadas, para que finalmente sea declarado despido procedente. Las pruebas consisten en un seguimiento del trabajador para comprobar si  tiene una actividad laboral o mercantil mientras se encuentra en ERTE. Las pruebas se recopilan acreditando que su actividad es incompatible con su situación ERTE, y demostrando la comisión del fraude.

En Monopol proporcionamos un informe por escrito con las pruebas obtenidas; videos, fotografías, declaraciones de testigos, contratos, para que se puedan aportar posteriormente en los Tribunales. Estos informes son ratificados por Monopol en los Juzgados donde tenga que acudir la empresa. Es importante que el despacho de detectives que realize la investigación tenga licencia, ya que la investigación y la ratificación solo la podrá hacer una persona acreditada y con la licencia correspondiente otorgada por el Ministerio del Interior. En Detectives Monopol todos nuestros profesionales cumplen con estos requisitos.