INVESTIGACIONES PRIVADAS | MONOPOL

Detectives Monopol abarca un amplio abanico de áreas de investigación

Investigaciones privadas para particulares en Madrid

La imagen del investigador privado en Madrid y en el mundo del cine está ligada a gabardinas, sombreros oscuros, etc. Sin embargo, la realidad es otra a la que nos venden las películas clásicas de Hollywood. Un detective privado es aquella persona que, tras haberse formado en la Universidad, es contratado por particulares o empresas para resolver ciertas dudas o inseguridades. Siguiendo siempre la legislación, un investigador profesional utiliza sus técnicas y medios para obtener respuestas.
Desde principios del siglo XX, la figura del detective se ha dedicado entre otras a tratar casos de infidelidades, localización de personas, controles a hijos o herencias. A nivel privado, en la actualidad uno de los servicios más demandado es el de la investigación por custodia de los hijos. La figura del detective se ha convertido en un imprescindible para demostrar malos hábitos y ganar el juicio por la custodia.

Son muchas las funciones que puede llevar a cabo un detective privado. En cambio, también tiene sus propias limitaciones y obligaciones legales:

  • Un profesional no puede bajo ningún caso llevar a cabo investigaciones sobre delitos tipificados que sean perseguibles de oficio. Si se encuentra con alguno de ellos en una investigación, debe informar inmediatamente a las autoridades correspondientes y, en caso de disponer, presentar la información obtenida al respecto.
  • Bajo ningún concepto puede utilizar medios técnicos y/o personales que atenten contra la intimidad personal, el derecho al honor, el secreto de las comunicaciones o a la propia imagen.

SERVICIOS DE INVESTIGACIÓN DESTACADOS

ADICCIONES, DROGAS Y ALCOHOLISMO

INVESTIGACIONES SOBRE INFIDELIDADES

INVESTIGACIONES SOBRE CASOS DE CUSTODIA

BÚSQUEDA Y LOCALIZACIÓN DE BIENES Y PERSONAS

ÁREAS DE INVESTIGACIÓN PRIVADA

Si necesita un investigador privado en Madrid, en Monopol trabajamos todo tipo de investigaciones privadas para particulares, especialmente en la capital.  Dividimos las áreas de investigación en diferentes especialidades.

Investigación sobre delitos privados

Un delito de acción privada de acuerdo a la legislación española, y que un detective privado en Madrid conoce bien, es aquel que no se considera de una gravedad suficiente para afectar al orden público, no es perseguido de oficio si no que se precisa que la víctima impulse la acción de la justicia y sea parte del proceso penal.
Cuando la víctima inicia una causa procesal, estamos ante una querella. En este tipo de situaciones, los particulares que han sido, por ejemplo, injuriados o calumniados, pueden acudir a un detective privado para buscar elementos que apoyen su querella y constituir un informe de evidencias que le den solidez y validez legal ante la justicia, con el permiso del Juez que está conociendo el asunto.

Búsquedas

Existen muchas circunstancias que pueden separar a las personas, ya sean amigos o familiares. Entre éstas podemos mencionar la adopción, el fallecimiento, el matrimonio, viajes, enfermedades, discusiones, malos entendidos, etc. Esta separación puede generar ansiedad, dejar cabos sueltos, discusiones no resueltas, problemas que no se arreglaron entre las personas. Así mismo los negocios también producen desenlaces inesperados entre socios o acreedor y deudor.
Las preguntas sin resolver pueden quedar como una espina clavada por meses o años. Las de carácter personal, familiar, de salud o financieras son las que pueden encontrar una respuesta gracias al trabajo de un detective privado en Madrid, que por su conocimiento sobre la ciudad y sus alrededores, podrá buscar y localizar a una persona aún contando con pocos datos.

Investigaciones familiares

Controlar a un familiar puede sonar como un caso poco extraño para un investigador privado, pero hay un ejemplo que sin duda el imaginario colectivo vincula con el trabajo de los detectives privados: el de las infidelidades. La mujer o el marido suelen obtener los primeros indicios en casa, es la tecnología la que comienza a delatar a los infieles. Las personas que acuden a un detective privado por este tipo de casos, han descubierto conductas sospechosas ya sea revisando las cuentas en redes sociales de sus parejas o a través de sus móviles. Sin embargo, esta semilla de duda se convierte en certeza de la infidelidad (o la fidelidad) de la pareja gracias al trabajo de un buen detective privado.
Aquí en Monopol, con un trabajo profesional, podremos devolver la tranquilidad de espíritu y mente a personas que tienen la inquietud de que su pareja los engaña, ya sea porque actúan de forma extraña, o guardan secretos. Otro tipo de investigaciones familiares son a hijos o a padres con comportamientos extraño, tanto ludopatías caso muy frecuente, hijos con compañías poco adecuadas, riesgo de drogas, etc.

Demandas de separación y divorcio

Hay muchas causas por las cuales una pareja puede llegar a la decisión de separarse o divorciarse, y de acuerdo a la experiencia que tenemos como detectives privados, muchas veces no se hace de forma pacífica y tranquila. Es en esos casos contenciosos en que un miembro de la pareja pueden acudir a un detective privado, para dilucidar situaciones tales como la violencia doméstica (ya sea en contra de uno de los miembros de la pareja o los hijos), para probar que existía o que es una afirmación falsa, y también, en caso de que haya discusión por la custodia de los hijos, acreditando la persona más idónea para que tenga la custodia de los hijos, tanto por sus horarios o viajes que hacen incompatible tener la custodia de los niños, como por sus comportamientos de consumo de drogas, o salidas nocturnas. Un detective privado hará gala de su conocimiento no sólo del entorno de la ciudad, los usos y costumbres, si no de la legislación nacional y comunitaria específica que atañe a las posibles disputas por la custodia de los hijos.
Como detectives privados con experiencia y seriedad, estamos listos para no caer en indiscreciones y mitos que rodean tanto a la violencia doméstica como a los derechos de padres y madres a estar con los hijos en caso de separación, para con objetividad y pruebas, entregar un dossier completo que sea útil para el cliente.
Contratar los servicios de detectives en Madrid por infidelidades es algo muy común.

Informes prematrimoniales

Aquí en Detectives Monopol consideramos que realizar una investigación prematrimonial es una forma perfectamente válida de prevenir un divorcio o separación a futuro por desconocer partes de la vida y personalidad de la futura pareja.
Hay muchas cosas que pueden generar desconfianza y miedo, por ejemplo, que haya secretos que involucren deudas, estafas, solvencia fingida, patrimonios inexistentes, amantes secretos, o una orientación sexual oculta. Así mismo, las parejas que se conocen por internet y que están en ciudades distintas hay una gran falta de información entre ellas. Para ello, para ganar en confianza, se puede acudir a una agencia de detectives en Madrid que realizará una investigación en total discreción y con ello, proporcionará un punto de partida sólido para un matrimonio duradero. Hay muchas probabilidades de que no haya nada oculto ni secreto, lo que se gana al contratar a un detective privado en estos casos es sin duda tranquilidad.

Arrendamientos urbanos

El arrendamiento de un bien inmueble es un contrato que un detective privado en Madrid conoce muy bien, incluyendo su reglamentación incluida en los artículos 1542 y siguientes del Código Civil y la Ley de Arrendamientos Urbanos. Es importante conocer esta legislación, pues hay muchos casos que llegarán a sus puertas buscando solucionar pequeños problemas entre arrendadores y arrendatarios.
Algunas de estas asperezas que pueden necesitar la acción de un investigador privado son:

Falta de ocupación:

Al arrendar un bien inmueble (sea piso, casa o local comercial), está la obligación de ocuparlo. La falta de ocupación se entiende como el hecho de no utilizar una vivienda para lo que se arrendó, es decir, no ocupándola físicamente. La finalidad del contrato de arrendamiento es la ocupación del inmueble, así que si no se ocupa, el arrendador puede solicitar la rescisión del contrato por falta de ocupación. Para comprobar este hecho, precisará de los servicios de un detective privado.

Subarriendos no consentidos:

Otro caso frecuente es el sub-arrendamiento no permitido. Al firmar un contrato, ambas partes se comprometen a ciertas cosas: el arrendatario, a no alquilarlo a otra persona. Con toda la discreción que demanda el caso, un detective privado puede reunir la información precisa para que el arrendador pueda solicitar el desahucio si el arrendatario incurre en este tipo de comportamientos.

Duplicidad de domicilios:

No sólo en el caso de arrendamientos, que el inquilino pueda vivir en otro sitio que no sea el del contrato, si no en muchas otras transacciones civiles y mercantiles, una persona puede dar un falso domicilio: por ejemplo, para no pagar la pensión alimenticia de los hijos tras un divorcio, al solicitar un empleo, etcétera. Un detective privado puede sin duda corroborar el domicilio de una persona y verificar la veracidad de los datos que proporciona.

Actividades no consentidas:

Al firmar un contrato de arrendamiento, el arrendatario se compromete a dar un determinado uso, por ejemplo, de casa habitación. Si lo utiliza como local comercial, trastero, etcétera, está incumpliendo el contrato que firmó. Un detective privado, al conocer la legislación vigente, puede ser de gran ayuda al corroborar el uso indebido de una propiedad por parte del inquilino y aportar las pruebas necesarias para solicitar el desahucio y poder recuperar el control de la propiedad.

Contáctenos

*Requerido