Detectives privados contra las sectas

Detectives privados contra las sectas

Lo primero que tenemos que saber como detectives privados es conocer qué entendemos por una secta.  La definición de secta ha ido variando en el transcurso de los años, para entender en la actualidad como un conjunto de seguidores de una doctrina religiosa o ideológica concreta, que representa una «sección» o un «sector» desprendido de un conjunto más amplio,1​ o bien que se ha «cortado», «separado», «desgajado».​ En todos los casos, la palabra secta tiene una connotación de división o ruptura.

El término se usaba originalmente solo para aludir a partidos o comunidades de personas con afinidades comunes, que podía ser culturales, religiosas, políticas, esotéricas, o sociales, que a través de sus enseñanzas o ritos se diferenciaban de otros grupos sociales. Solo posteriormente adoptó el sentido secundario de «herejía», o creencia y grupo disidente que se separa de su fuente original, o que discrepa de las religiones mayoritarias, casi siempre con connotaciones peyorativas. En la segunda mitad el siglo XX, se define el concepto de “nuevos movimientos religiosos” para diferenciarlos del concepto negativo popular de “sectas”, y evitar así la persecución de las minorías. Actualmente aún hay preocupación entre las autoridades civiles frente a los grupos sectarios auténticamente peligrosos, por lo que se ha sugerido el concepto de «sectas destructivas».

En las sectas dañosas o nocivas para los afectados hay una serie de parámetros que son comunes a todas ellas, tanto a las ideológicas, como a las religiosas. Estos son el riesgo para la integridad física o psíquica de la persona afectada. La información que llega a los miembros de la secta es revisada y manipulada por el jefe o líder de la misma, con lo cual, los miembros de la secta reciben una información sesgada y engañosa de la realidad que quiere transmitir el líder. Hay una jerarquía muy definida, en donde el papel del líder está en la cúspide, nada se hace sin que lo controle y tiene un pequeño equipo que ejecuta sus órdenes al resto de los miembros de la secta. Por último, y el más pernicioso para los miembros de la secta es la incomunicación con su familia y amigos, cada vez hay más separación con sus allegados, hay más encierro y hermetismo entre los miembros de la secta y sus familias. Por tanto las sectas son herméticas en sus planteamientos hacia afuera, el líder no quiere que otras personas ajenas se entrometan en sus planes con el grupo. 

En detectives privados Monopol estamos a su servicio para ofrecerles este servicio de investigación.