Código Deontológico de un detective privado

Código Deontológico de un detective privado

De la misma manera que en toda profesión se siguen unos principios morales que marcarán la actuación de los empleados en su empresa, en nuestra profesión como Detectives Privados debemos seguir un código deontológico.

La necesidad de este Código garantiza la profesionalidad y el correcto ejercicio del detective. Cuando un Detective Privado no actúa bajo estos principios y normas está cometiendo una infracción que le comportará una sanción disciplinaria.

Código deontológico detective

Principios fundamentales del Código Deontológico

Los principios fundamentales incluidos en el APDPE que debe seguir un Detective Privado se centran, por encima de todo, en que el trabajador debe guardar lealtad y respetar la veracidad de sus informes y declaraciones sin dañar a quien investiga.

Los principios se dividen en nueve puntos:

  1. Todo detective debe actuar con total independencia y libertad, sin ningún tipo de presión propia o de terceros, siendo siempre fiel y respetuoso a las leyes y normas éticas.
  2. El detective debe ser honesto y actuar con veracidad, lealtad y diligencia en la ejecución de su trabajo.
  3. Un detective tiene que trabajar conforme a las normas de honor y dignidad de su profesión, alejándose de comportamientos que supongan una infracción o la pérdida de su confianza.
  4. En el ejercicio de su profesión, el detective debe primar el interés del cliente por encima de cualquier interés, incluso los suyos propios.
  5. El sigilo profesional en un detective es primordial. El detective debe y tiene derecho a guardar secreto profesional de todo lo que suceda en torno a su actuación profesional.
  6. El detective debe acatar el régimen de incompatibilidades, bajo el cual no podrá ejercer de funcionario de ninguna Administración pública.
  7. El detective privado debe cumplir con su compromiso con la búsqueda de la verdad. Está obligado a informar sobre aquellos hechos de los cuales conoce su origen mediante el uso de  materiales y técnicas que no atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen.
  8. La veracidad de la información que el detective aporte de su investigación para su cliente y ante la Administración de Justicia y Seguridad ampara su libertad de expresión y el deber de ratificación.
  9. Por último, el Detective Privado debe seguir el principio de función social, bajo el cual tiene que colaborar en la función pública tanto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como con la Administración de Justicia, orientando sus actuaciones como prestación a la ciudadanía.

En nuestra agencia de detectives de Madrid, siempre ejercemos nuestras funciones siguiendo las Normas Deontológicas de nuestra profesión. De esta manera garantizamos a nuestros clientes la buena ejecución de sus casos.

Si quieres contratar nuestros servicios como detective privado en Madrid, ponte en contacto con nosotros aquí o llámanos al 91 521 31 50, ¡te ayudaremos en lo que necesites!